Turismo y hoteles en La Rioja

Turismo y hoteles en La Rioja

Las mejores vacaciones en La Rioja

Pintoresca, bella y arqueológicamente rica, La Rioja se encuentra en el Noroeste argentino, al pie del Monte Velasco. Atravesada por la reconocida Ruta 40, es paso obligatorio de viajeros que se sumergen en las entrañas del país.

La separan 1167 km de Buenos Aires y se la puede visitar por vía terrestre a través de la ruta 9 hasta Córdoba empalmando con la RN 38; o por vía aérea con vuelos regulares desde y hacia Aeroparque- Aeropuerto Internacional Capitán Vicente Almonacid a 6 km del centro de la ciudad de La Rioja.

Con inviernos suaves y de pocas precipitaciones y veranos extremadamente calurosos y con lluvias continuas, la provincia es propicia para disfrutarla todo el año.

De gran riqueza paleontológica y arqueológica, con autóctona flora y fauna y sus tradicionales fiestas, La rioja supo posicionarse brindando al visitante una amplia gama de oferta hotelera y gastronómica pero también de diversidad turística.

Información sobre turismo en La Rioja, Argentina

Presentándose al mundo turístico a través de su slogan “un viaje a los orígenes” se puede recorrer la provincia a través de sus cinco corredores para conocer sus más atractivos y remotos lugares.

Comenzando por el Corredor del Bermejo, nos adentramos a un recorrido histórico y geográfico donde podemos realizar numerosos circuitos. Dentro de este corredor encontramos al Parque Nacional Talampaya (declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO), el Parque Provincial el Chiflón y la Reserva Natural Laguna Brava. Sus principales actividades turísticas son el montañismo y el turismo aventura, posee varios circuitos para peatones donde se realizan safaris fotográficos, y avistajes de flora y fauna.

Al pie de las Sierras de Velasco se encuentra el Corredor de la Costa. Con un microclima especial invita a quienes lo visitan a la práctica de pesca deportiva, aladeltismo, deportes náuticos sobre el rio Huaco, recorridos religiosos por los pueblos de Castro barros y el centro termal en el Departamento de Arauco donde también es ideal para la práctica de carrovelismo ya que la superficie es plana y sin vegetación.

Podemos apreciar la provincia desde su riqueza del suelo en el Corredor de la Producción, donde diferentes circuitos nos llevan a recorrer las bellísimas fincas del valle de Chilecito donde los productores abren las puertas de sus tierras para contarnos de buenos vinos, frutos secos y deliciosos olivos que se esparcen por el mundo entero. También en este corredor podemos realizar deportes de aventura como el trekking, montañismo y parapente ya que se encuentra el cordón montañoso Famatima, siendo el más importante del valle y donde además entre sus lagos es posible la pesca de truchas.

Cruzando la provincia de Norte a Sur se encuentra el Corredor de la Ruta 40, uniendo las localidades de Guandacol, Villa Unión, Aicuña, Cuesta de Miranda, Sañogasta, Nonogasta, Chilecito, Famatima y San Blas de los Sauces. Numerosos paisajes y una añorada aventura hace de esta ruta un corredor soñado para quienes la atraviesan  descubriendo la provincia en todo su esplendor. Cabe destacar que posee un circuito para bicicletas asfaltado y señalizado a lo largo de 12 km a la vera de la ruta entre Chilecito y Nonogasta.

Deteniéndonos en la llanura principal nace el Corredor de los llanos, con costumbres enraizadas donde los hombres y niños crían y esquilan animales y las mujeres y niñas son las encargadas de tejer y realizar las artesanías en lana. Esto nos demuestra que la cultura ancestral sigue en pie y que las casas de adobe y su rica vegetación atraen al turista a deslumbrarse con su gastronomía casera y la hospitalidad de la gente, que está arraigada a su tierra y a su cultura. En este corredor se destaca el avistaje de Cóndores, águilas y jotes y sus circuitos históricos por los distintos poblados.